Dia 13

El dinero no debe ser una ambición. Pues valdrán mas 100 cuando no tengas nada, que 100.000 cuando tengas un millón. Las ambiciones deben ser sueños y el dinero, un mecanismo mas para cumplirlos.

Acertijo

Nace de la comisura de cualquier sonrisa
que dibujaran unos labios.
De amistad, de amor, de bajos fondos
entre pelos barbudos
o humedades de pasión.

Es básico tal dudas de niño,
o miedos adultos.
Marcada comisura opuesta
revelando cruce de meta y
final de todos los caminos.

Fluido;
como la pronunciación de tu nombre.
Licito como la felicidad.
Real como el llanto mayor, de edad.
Siempre eterna o efímero. A veces tuyo.
A veces mía.

Razón de mas. Razones de menos.
Dime de que hablo
y lo entenderás.

De “Verdad”.

En un instant

En un instant.
L’odi s’apaga o s’encén, volàtil.
En un instant
les carícies encenen fullams.
Els dits del plaer aclamen desig.
Els ulls es tanquen, en un instant;
Hi veuen més del que hi veieren mai.

La flor apareix en un instant.
Al ventre floreix la vida,
adobada d’amor.
Instants esdevenen instàncies d’èxit.
Instants perennes, gravats en dolor.

En un instant.
La durada d’una nit plàcida
en el llit d’estrelles.
Sense son.
Instant rere instant,
rendits al despertar del sol.

Elección

Solo hay 5 palabras que unden los árticos
en calores de fervor y gloria de ángeles.

“La felicidad, es una elección.”

Ahora vive. Elije. De los ojos que te ven,
y miras! Y no elijes!
En la abundancia, donde reside el sentido del pobre.
En la hoja en blanco, fuente natal del poeta.

En la cumbre de tu ser, hallaras la tristeza.
Finales nunca fueron alegres. Por su ser.
En las llanuras de tus segundos, mi padecer.
Esperandote. Eligiendo lo que yo se. Lo que para mi:
es.

Que el blanco luce negro, si así lo quiero.
Que te quiero sin saber porque.
Que la muerte da sentido al vivir y el tiempo,
el sentido a buscarte. Solo. Sonriendo a todos y cada uno de los amaneceres del querer.

Patológicamente absurdo vivir.
El sinsentido de mi existir.
Basado en la respiración de tus pulmones,
como cristales de hielo en agosto.
Presentes. Bellos. Frágiles. Siendo.
Aunque nadie lo crea.
Lo que siempre quisieron ser.

Blanco lóbrego

Te encontré.
Eras blanco para mi. Pero en un salón
negro. Estavas allí.
Turbio deseo carnal, tenebroso de sentir.
Tus manos frías, tus labios secos.
Nada de aquello, era para mi.

Pero te sigo.
Te deseo tanto, que me entrego a tu merced.
Violandome a mi mismo.
A sabiendas de todo.

Pero sin querer.

Inefable

Obrint a poc a poc els ulls
el sol de la seva presència em cega.
Cec i en calma, respiro l’alè amarg
de la cafetera al bull.

Bull la sang sota els llençols
i ronroneja el llit, alegre.
Sols, en la intempèrie d’aquest instant.
Vius, saltant del somriure a la llàgrima.

Et miro llevar-te, i ho sé.
Ets el jardí que cultiva les primaveres.
Teves.
Ets les gèlides rosades dels hiverns.
Teus.

El cafè s’evapora damunt la taula.
Un diccionari en blanc. Bolígraf a la mà.
Primera plana.
M’aturo un altre instant,
en sentir l’escalfor de les teves mans
abraçant-me.

El pols no és ferm, es serena amb el contacte.
“T’estimo”; Escric.
Lletra a lletra, amb dos punts al final. Espai.
Deixo el bolígraf damunt la taula.

Aixeco els ulls i ets al meu davant.
Encara sento que m’abraces.
Rar és tot allò que no podem explicar
amb l’actual diccionari de paraules.

En una besada robada.
En un vers descontrolat.
Amagat en silencis i rialles
reposa, inefable,
el seu significat.

Dia 11

Negar-me que l’experiència amb una experella fos real, és com negar el sol del dia quan arriba la nit.