Atlántida

El canto de la lluvia
resuena armónicamente
al suspiro del viento;
Al fin.
Respuestas y preguntas
firman un acuerdo de paz.
Hoy llega al calido valle de nuestra mente,
la melancólica caricia del silencio.

Abran las puertas!
Cierren las ventanas!
Que las corrientes no sean modas!
Devolved la miel del presente;
a las abejas.
Nos equivocamos otra vez…
buscando paz
en las celdas de un enjambre.

Se presenta el silencio;
Y nos penetra.
Como lo hace el corazón
cuando nos sentimos dentro.
Como lo siente la razón,
al correrse el velo del engaño.

El mar conseguirá al fin cruzar,
los cristales del reloj de arena.
Que le follen al tiempo.

Ya sube la marea.
Que se icen las velas
y agujeren los barcos.
Nos quedamos en el fondo.

Pues no habrá paz, ni silencio;
Siendo Gibraltar por fuera
sin mucha agua de por medio.

avatar