Dionisa

Relámpagos iluminan el cielo
esta noche turbia.
Si te pones tu encima Dionisa,
calma Dionisa. Calma.
Que a la noche traes tempestad.

Eres la paz que firmarían todas las guerras
Dionisa, calma Dionisa. Calma.
Que la perfección envidia tus caderas y
aun con todo, Dionisa, aun con todo
firmariamos también la paz, con ella.

Por favor, sigue y para; Pero calma
Dionisa. Calma. No sigas ni pares;
Que al levantarte, los vientos te empujan
Dionisa;
Pero al caerte… nos arrastras al mar.

Y yo no se nadar entre deseos, Dionisa,
calma Dionisa. Calma.
Que me falta el aire y mueren ahogados
todos los “te quiero” que aun me quedan,
por pronunciarte.

Dionisa, calma Dionisa. Calma.
Aclama el mar de los versos náufragos.
Dionisa, calma Dionisa. Calma.
Grita un corazón que no es de nadie
pero siempre te hecha de menos.

Dionisa.
Siempre te hecha de menos.

Cuando no oye el susurro de tus ojos
diciéndole que todo saldrá bien;
Y se lo cree, Dionisa.

Se lo sigue creyendo.

avatar