Blanco y vivo

Nazco en la oscuridad de la noche.
Existo!
Un instante de amor me crea y… soy luz.

Ante mi todo se conecta.

Me voy formando.
Se abren caminos, a mi merced.
La fricción los crea y yo, los sigo.
Retrocedo si no es el mío,
dejando rastro débil al volver.

Me miro y me veo carecer.
Ha sido bello, rápido;
Tengo miedo a pedecer.

En un instante, la ozcuridad de nuevo.
Y retrunye el trueno.

Fuerte y rotundo en los que me rodearon.
Lejano y débil en donde no arrelé.